Saltar al contenido
queCome.net

¿Qué come el yak?

¿Qué come el yak?
Me gusta...

Este animal, que vive en climas templados y fríos, come plantas bajas que se encuentran en lo alto de la montaña. Es decir que come todo tipo de plantas que encuentre por el suelo de los lugares fríos del Himalaya. Debido a que este va buscando lo que es todo tipo de hierba, desde las malezas hasta el pasto que hay en las montañas.

¿Que comen los Yaks?

Los yak son animales herbívoros que consiguen su comida de la maleza y todo tipo de hierbas que encuentran en las montañas o en las zonas donde vivan (si el animal es doméstico). Esta la consiguen recorriendo largos trayectos de zonas gélidas para encontrar lugares con pasto verde. Comen en cantidades exorbitantes para poder seguir con su peso.

Cada vez que pueden conseguir la comida, comen lo posible para poder aguantar las temperaturas bajas y los momentos sin ninguna comida. Además de ser una de las pocas fuentes que tiene el yak para hidratarse. Este animal es uno de los pocos que puede resistir las temperaturas bajo cero debido a su pelaje lacio que crece así por la dieta de puras hierbas y malezas.

¿Cuánto comen los Yaks?

Los yak comen tan frecuentemente como puedan encontrar hierbas en las montañas. Ya que deben cargar con su propio peso en pelo. Siendo necesario comer cada vez que encuentren comida y almacenar en su estómago bastante líquido de las hierbas y nutrientes que lo ayuden a caminar grandes trayectos.

¿Cuánto pesan los Yaks?

Dependiendo de su tamaño, pueden llegar a pesar desde los quinientos kilogramos hasta los dos mil kilogramos. Siendo los machos los más pesados y grandes que las hembras con menor peso. Incluso, llegan a ser más pesados que sus parientes los toros. Los dos tipos de formaciones del cuerpo de los yaks dependen de si es hembra o macho, siendo o el otro, puede ser más pequeño o grande.

¿Dónde viven los Yaks?

Son criaturas que no toleran los climas calurosos, así que prefieren estar por encima de los cinco mil metros de altura. Son nativos de partes del Himalaya y Asia central. Algunos de ellos se encuentran en el Tíbet, donde existen la gran mayoría de yaks domesticados. Son las únicas zonas que se pueden encontrar estos animales, ya que son muy pocas las cantidades de yaks en el mundo.

¿Cuánto miden los  Yaks?

Miden mucho más que sus parientes cercanos, teniendo más de dos metros de altura y  cuernos que pueden llegar a ser de hasta noventa centímetros. También, su cola es de más de sesenta centímetros y nada más con la cola y la cabeza serían más o menos ciento veinte centímetros.

Reproducción de los Yaks

Estos, a partir de los seis años, ya son sexualmente desarrollados y el tiempo de gestación son aproximadamente de doscientos cincuenta y seis días, produciendo partos cada dos años de una sola cría. La temporada en que se aparean normalmente es en septiembre, teniendo varias semanas en las que varios machos se pelean por las hembras. Las crías nacen normalmente en junio, coincidiendo con la abundancia en Tíbet.

Curiosidades de los Yaks

Pueden llegar a ser más rápidos que los caballos en las alturas, ya que no se cansan tan rápido y no se quedan sin aire. Es carecido de depredadores pero a veces, raramente, se puede ver a los osos atacándolos. Todos los yaks son del mismo color, el cual es marrón oscuro llegando a negro, teniendo una línea en el dorso gris plateada. Son animales que pueden ser violentos y desconfiados de los seres humanos.

Es uno de los pocos animales en peligro de extinción capaces de resistir menos que los cero grados centígrados con muy poca población. Los que están domesticados son más pequeños y con cuernos más chicos y puede variar un poco más su color. La cifra actual de ejemplares de este animal es de un poco más de un millón.

Los yaks domésticos pueden ser muy buenos en la carga de peso durante varios días, pudiendo transportar hasta los ciento cincuenta kilogramos, si no se le fuerza a ir rápido llegando hasta los seis mil metros. Aun así quedan en buen estado después de días de caminata seguida. Se parecen mucho a los búfalos y a los toros. Lo único que los diferencia de manera vistosa sería su pelaje capaz de resistir temperaturas muy bajas.

Su leche es más saludable y con menos grasa que la de las vacas, siendo mejor que las de estas. Podría llegar a ser más costosa, ya que solo se produce en grandes alturas. Mientras más alto sea donde se le saque la leche, mejor será. Sus pelos sirven para la textilizacion, ya que es muy suave y sedoso. Al ser más pequeño, el yak doméstico puede  reproducirse con vacas normales para sacar una leche más grasa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *