Saltar al contenido
queCome.net

¿Qué come el wombat?

¿Qué come el wombat?
5 (100%) 3 votos

Los wombat son originarios de Australia, una especie un poco rara pero muy curiosa de marsupiales. Recurren a una alimentación herbívora, a base de hierbas, juncos y raíces que se pueden observar en su hábitat. Este animal posee una alimentación lenta y balanceada.

¿Qué comen los Wombat?

Este curioso y adorable marsupial se alimenta de juncos, hierbas y raíces. Generalmente, comen alimentos con una textura dura, los cuales mastica a una medida de entre las 3 a 8 horas. Permitiendo que su digestión sea lenta a la hora de procesar los alimentos. Usa sus dientes y garras para la búsqueda y procesamiento de sus alimentos.

Lamentablemente, las plantas que usualmente comen estos marsupiales están escaseando a causa de una degradación muy fuerte en su hábitat. La razón de ello es el pastoreo constante y la implantación de un tipo de flora que no posee los nutrientes necesarios para su supervivencia. Algunas plantas que encuentran para alimentarse hasta pueden llegar a envenenarlos.

¿Cuánto comen los Wombat?

Al no tener un metabolismo rápido para el procesamiento de su alimento, pueden durar hasta 14 días en terminar el proceso digestivo. Suelen buscar alimento en el transcurso de la tarde a la noche para no tener ningún problema con los depredadores. Son, principalmente, animales nocturnos, muy rara vez salen de día a la búsqueda de alimentos  por simple curiosidad.

¿Cuánto pesan los Wombat?

Los Wombat tienen características muy particulares. Pueden ser confundidos por un pequeño oso musculoso de patas cortas con un color marrón, gris y negro. Quizás, llegando a tener una leve combinación entre los tres colores. Tiene orejas pequeñas, boca de roedor y una pequeña cola. No suelen ser muy grandes y suelen pesar entre los 20 kg hasta un máximo de 40 kg.

¿Dónde Viven Los Wombat?

El Wombat es originario de Australia y Tasmania. Se pueden llegar a encontrar o visualizar al sur de Australia en sabanas, algunos bosques y matorrales que posean un clima templado. Por el hecho de no ser muy afines o tolerantes al calor por su grueso pelaje.

No suelen ser muy vistos o apreciados por los lugareños australianos, ya que suelen anidar bajo tierra. Al construir madrigueras o huecos, coloquialmente llamados, no son muy queridos por ganaderos, ya que suelen traer riesgos para el ganado que paste por esos lugares. Es una especie protegida por la ley en toda Australia, dando por esto una longevidad de hasta 30 años en cautiverio.

¿Reproducción de los Wombat?

El dato más curioso de estos adorables animalitos es su reproducción. Por alguna razón, el macho al percatar que hay una hembra en celo, suele perseguirla hasta por media hora hasta agotarla por completo. Muerde su trasero, la agarra con las patas, la voltea, la monta y, luego, procede a dejarla a su lado, dando un curioso método de apareamiento.

Se debe mencionar que realiza este proceso repetidamente hasta fecundarla. La duración de la gestación suele ser de solo 21 días y llegan a tener solo una cría para la primavera. Su ciclo reproductivo empieza a la temprana edad de un año y medio. Su periodo de reproducción es de 2 años.

La cría suele durar entre los 9 a 11 meses en una bolsa que posee la hembra en la parte trasera. Llegando a pesar entre los tres y medio a casi siete kilogramos. Al cumplir un tiempo de 18 a 20 meses, la cría es abandonada para su independencia.

No suelen vivir en manadas. Por lo general, son solitarios y celosos de su espacio. A menos que estén en época de reproducción. Aún así, las hembras, en ocasiones, suelen salir de las madrigueras para no se lastimadas por el macho, y tienen la curiosa maña de abarcar su espacio con excremento.

Curiosidades de los Wombat

Aún cuando es un animal que no posee una digestión o metabolismo rápida, y permitiendo que al observarlos se les vea que suelen moverse lentamente, este pequeño animalito puede recorrer hasta 40 kilómetros en periodos super cortos. Suelen tener esta característica peculiar si se encuentran en peligro, ya sea por el hombre o por otros depredadores, como perros y hasta en su momento los demonios de Tasmania (extintos hoy día).

No es raro que ataque a humanos si se siente en peligro. Usando sus garras y dientes a la hora de atacar. No son agresivos, pero al ser muy posesivos con su territorio esto puede llegar a suceder.

Uno de los desafortunados datos curiosos es que posee un grave peligro de desaparecer. Dato que se ha estado manejando desde el 2012, al no poseer una basta alimentación, permitiendo que enfermen y mueran de inanición o al ser envenenados por varias faunas cultivadas en su hábitat natural. La mayor enfermedad que padecen es la denominada Heliotropium europaeum, afectando sus riñones.

Un dato bien curioso es el de que se llegó a encontrar restos de huesos y/o fósiles de Wombats Gigantes de casi 3 metros y con un peso mayor a los 800kg. Se considera que su extinción se basó en el cambio climático o la caza de estos animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *