Las ranas son animales bastante fascinantes que hasta el día de hoy siguen siendo objeto de estudio para muchos, esto puede deberse a distintos motivos, tales como a la amplia clasificación que posee esta especie, así como a la variedad biológica que estas pequeñas amigas suelen tener.

 

rana marron

Alimentación de las ranas

El menú de las ranas suele ser bastante variado por lo que se conoce, pudiendo alimentarse estas de algunos animales invertebrados, así como también de algunos insectos como lo pueden ser las moscas, las cucarachas, los mosquitos, escarabajos, mariposas, abejas e incluso hasta hormigas.

Sin embargo, cabe destacar que los insectos de menor tamaño suelen por lo general ser consumidos por las ranas de menor tamaño debido a lo limitadas que pueden llegar a ser sus capacidades al momento de cazar animales de un tamaño considerablemente mayor al de ellas.

En el caso de las ranas de mayor tamaño, aplica el menú en donde se encuentran algunos de los animales de mayor tamaño mencionados anteriormente, así como también de algunos otros anfibios, incluso algunas ranas pueden llegar a alimentarse de los huevos de otras ranas.

Inclusive existen casos de algunas ranas de gran tamaño que suelen alimentarse hasta de ratones, sin embargo este tipo de animales no suelen estar en su menú predilecto, prefiriendo estas por lo general alimentarse de los arácnidos que pueden encontrar en los árboles así como de caracoles.

Se podría decir que las ranas experimentan una etapa de desventaja para su alimentación, la cual se ve presente durante su fase de renacuajos, ya que en esta etapa las mismas no pueden ingerir alimentos sólidos, por lo cual, se ven en necesidad de optar sólo por alimentos pulverizados.

En caso de no encontrar dichos alimentos pulverizados los renacuajos optan por alimentarse de algas, detritos así como de distintos tipos de vegetales con características similares para poder sobrevivir y seguir desarrollándose hasta la etapa adulta en donde podrán alimentarse mejor.

Aunque podría considerarse que una de las ventajas que tienen los renacuajos y con la cual no cuentan las ranas en su estado de adultez, en que en esta primera fase pueden alimentarse de lo que se encuentra presente en el entorno que les rodea, evitando así salir a cazar sus alimentos.

Una ventaja con la que cuentan algunos anfibios como lo es en el caso de las ranas, es la cualidad de poseer lenguas retráctiles, las cuales debido a sus excelentes propiedades de velocidad así como de elasticidad les permite capturar a sus presas de una manera bastante precisa y eficiente.

Cabe destacar que las ranas además, son excelentes cazadoras por excelencia, contando así con habilidades muy útiles, tales como lo son el hecho de poder camuflarse en los distintos entornos en que se encuentran, lo cual les permite capturar a sus presas con facilidad y de manera rápida.

Además, esta excelente habilidad para camuflarse además de permitirles cazar, también les sirve como un mecanismo de defensa natural que resulta ideal para poder pasar desapercibidas ante los distintos depredadores más grandes que suelen amenazar y poner en peligro sus vidas.

Otro aspecto bastante particular de las ranas, es que estas no poseen dientes, por lo cual no emplean el uso de sus mandíbulas para masticar llegando así a tragar a sus presas enteras, teniendo que abrir sus ojos y hundir sus cráneos para que la comida logre pasar por sus gargantas.

¿Cuánto comen las ranas?

Se dice que a pesar del corto tamaño que tienen las ranas, estas suelen comer más de lo que muchos podrían imaginarse, alimentándose de esa manera con bastante frecuencia generalmente, teniendo así además un menú de alimentación bastante variado.

Y es de acuerdo al tamaño de las ranas que se calcula la alimentación diaria de las mismas, se dice que las más pequeñas pueden alimentarse diariamente con lo equivalente a unos 10 o 15 mosquitos, sin embargo las ranas más grandes necesitarán comer más para estar satisfechas.

 

rana cazando

 

¿Cuánto pesan las ranas?

Estos anfibios por lo general no suelen ser de gran tamaño, y evidentemente esto tiene una repercusión directa en cuanto a su peso se refiere, llegando en términos generales la mayoría de especies a tener unas medidas que oscilan entre los 10 y 15 centímetros, pesando de 1 a 3 Kilos.

Cabe destacar que como se mencionó, lo anterior es sólo un cálculo en cuanto a los términos generales se refiere en la mayoría de especies, ya que existen casos de algunas especies menos comunes que pueden tener un tamaño mucho mayor, llegando a pesar incluso hasta 15 Kilos.

Estos anfibios por lo general suelen habitar en lugares en donde la humedad suele ser característica, tales como pueden ser los lagos, ríos así como algunos estanques o pozos, sin embargo, existen casos de personas que pueden adoptar estos anfibios como sus mascotas.

 

 

 

rana verde