El quokka es como cualquier otro tipo de marsupial, lo que significa que es herbívoro. Para evitar los depredadores, este busca su comida en la noche haciendo una serie de túneles en los matorrales donde se esconde de sus depredadores. Su dieta es a base de semillas, brotes de algunas plantas, hojas, raíces y cualquier cosa que parezca suculenta de las plantas.

¿Qué comen los quokka?

El quokka tiene un tipo de alimentación herbácea  y obtiene la comida de matorrales cerca del suelo o lugares con frutos que queden cerca del suelo (para protegerse de depredadores). Consiguen la comida arrancando todo lo que se vea apetitoso para ellos o lo que florezca de las matas.

Se alimentan de todo lo que este floreciendo en la tierra y, si no sobra este alimento, no temerán en subirse en árboles a buscar su comida. Tiene la capacidad de no necesitar beber grandes cantidades de agua por un largo periodo o varios meses, solo conformándose con la humedad que proporciona la comida.

Come cada vez que consigue comida y, si no hay, la encuentra de otra manera subiéndose a árboles, ya que esta es su fuente de hidratación. Pero, también, usa parte de sus desechos si no encuentra nada para aguantar durante largos periodos de tiempo. Como traga y regurgita la comida para aprovechar todo el sustento, no necesita comer tanto, ya que saca todos los nutrientes, además del agua que contienen.

¿Cuánto comen los quokka?

Quizás no necesitan de hidratarse pero sí es necesaria la alimentación para este animal, ya que de esta saca la hidratación para su cuerpo. Este necesita cada noche salir a buscar comida, al menos para hacer reservas en su estómago para temporadas más rudas donde no haya comida en los arbustos cercanos o en los árboles.

¿Cuánto pesan los quokka?

Este tiene un aproximado de dos a cinco kilos de peso, siendo muy parecido a un canguro en miniatura. A pesar de su peso, tiene una composición robusta para su tamaño con orejas redondas y la cabeza corta y ancha. Con una piel gruesa que le permite protegerse de los climas fríos aunque vive en climas cálidos.

Su peso lo hace un animal ágil al momento de saltar y esconderse de depredadores. Además de que su piel gruesa le ayuda a aguantar el impacto y los roces de garras de depredadores. Los machos de estos marsupiales son más grandes que las hembras, haciéndolos más pesados, exceptuando cuando la hembra tiene una cría en el vientre.

¿Dónde viven los quokka?

Estos viven en lugares cálidos de natalidad australiana, en donde está toda su especie. Se pueden hallar en solo cuatro localizaciones de la misma, que son:

  • Isla de Rotnest, es el hábitat nativo de este en donde se ha confirmado que un aproximado de su población es entre cuatro mil a ocho mil ejemplares.
  • Isla Bald, esta se encuentra en la región sur de Australia Occidental. No se sabe actualmente cuántos ejemplares puede haber en esta isla. Siendo un aproximado de quinientos a dos mil ejemplares.
  • Suroeste de Australia, esta es una zona protegida en la que ha habido últimamente cerdos salvajes perjudicando a la especie del quokka, llegando a encontrar solo ciento cincuenta ejemplares.
  • Australia occidental, el número de ejemplares en esta zona se desconoce. Aunque la mayoría piensa que la población de esta especie en esta región del continente se valora en un estimado entre los dos mil a cinco mil marsupiales. Siendo la segunda zona con más ejemplares en el mundo (recordemos que es una especie en extinción).

¿Cuánto miden los quokka?

Este espécimen  puede llegar a medir de largo desde cuarenta a cincuenta y cuatro centímetros de largo, desde la cabeza hasta el final de la cola. Siendo esta una de las partes más largas, ya que es de más de veinticinco a treinta centímetros. Dado que es una especie muy parecida al canguro regordete y adorable.

Reproducción de los quokka

Las crías de éste nacen después de un mes de embarazo casi siempre, acostumbrados a nacer entre enero y marzo. Al ser más de cincuenta en una manada solo se les permite a las hembras tener una cría al año. Estas crías se adentran en la piel de su madre sin ninguna ayuda, donde duran los primeros seis meses comiendo de la lactancia. Este abandona la cueva, generalmente, después del primer año de vida.

Curiosidades de los quokka

Son animales que no le temen a los seres humanos. Al ver su cara, se puede visualizar una sonrisa, lo cual hace que lo llamen el animal más feliz del mundo. Es un animal cariñoso, aunque pocas veces lo lograrás ver en el día. Tienen una isla nombrada como ellos, en la isla se los encontró por primera vez un explorador, le puso a la isla “rattenest” pensando que eran ratas del tamaño de gatos.

Será multada la persona que toque alguno de estos, al ser una especie en extinción. Además, si se les da de comerm puede cambiar su dieta y comportamiento. Son animales muy juguetones e inofensivos para el ser humano, siendo una gran atracción para Australia pero perjudicando a la especie.