Las lagartijas son, en pocas palabras, lagartos de menor tamaño. Pertenecen a la familia de los reptiles por lo que son de sangre fría y son mayormente de hábitat terrestre. Son cazadores de roedores muy pequeños y algunos insectos.

A pesar de esto, también son la comida principal de muchos animales de tanto de gran tamaño los mamíferos, como algunos otros de tamaño más pequeño como las aves y algunos reptiles. En esta ocasión te enseñaremos qué comen las lagartijas, cuánto comen, cuál es su peso, y demás.

que come la lagartija

Alimentación de las lagartijas

Las  lagartijas son consideradas por muchas  personas como grandes amigas de los campesinos debido a que se alimenta básica y principalmente de insectos, gusanos, grillos, saltamontes, moscas y demás animales que no midan más de lo que la lagartija pueda engullir.

Uno de los alimentos favoritos de las lagartijas son los huevos de cualquier serpiente, esto ocasiona que sean atacadas por múltiples animales que también suelen ingerir estos huevos como por ejemplo, los halcones.

Las hormigas también son un manjar para las lagartijas, estas son capaces de buscarlas en cualquier lugar, incluso en los árboles y bajo tierra.

Además, las hormigas son bastante abundantes y resultan extremadamente fáciles tanto de cazar como de digerir. Las arañas y termitas también forman parte de la comida de las lagartijas. Suelen preferir las presas que se encuentran en las alturas y más aún si son insectos voladores

Las presas son elegidas según el tamaño de la lagartija, si es pequeña su presa será pequeña y si es grande su presa será grande. Es así como algunos de estos reptiles de un tamaño más grande pueden llegar a comer pequeñas aves y roedores.

Las presas de la lagartija, en especial los insectos, también van a depender del hábitat de la lagartija, pues el hábitat es lo que determinará la cantidad y los tipos de insectos que estarán a disposición del animal.

Si la lagartija no llega a cazar su alimento, esta no será capaz de engullirlo independientemente de que se traten de hormigas o termita, para estos reptiles el proceso de caza es fundamental para llevar una dieta equilibrada y mantener su salud en las más aptas condiciones.

Otro dato a tener en consideración sobre la comida de las lagartijas es que sus gustos en cuanto a comida cambian a medida que va creciendo, lo que nos permite ver que estos animales son bastante selectivos con sus opciones alimenticias.

 

¿Cuánto comen las lagartijas?

Las lagartijas al alimentarse de la misma forma que las serpientes y otros reptiles, engullen a sus presas enteras, esto quiere decir que dependiendo del tipo de animal que hayan cazado, este puede ser su alimento por varias días.

No obstante, con los pequeños insectos es diferente y puede que las lagartijas requieran de un mayor número de bichos para poder sentirse satisfechas. En cuanto a la cantidad exacta de alimento que pueden consumir estos reptiles, es muy difícil sacar un estimado.

Esto se debe a que las lagartijas comen cada vez que tienen hambre y cuando las condiciones se lo permiten, ya que cuando alguien las observa o se sienten amenazadas, las lagartijas no mostrarán interés alguno en cazar.

Cabe resaltar que, como ya lo señalamos anteriormente, las lagartijas se alimentan exclusivamente de otros animales que se encuentren vivos debido a su gran instinto de cazador, es por ello que si se tiene a una como mascota se le debe proveer de animales vivos, nunca muertos.

¿Cuánto pesan las lagartijas?

El peso y la longitud de las lagartijas varía mucho de una especie a otra, estas suelen pesar entre 1 a 4 gramos o más, ya que estos animales son reptiles bastante pequeños, al nacer pesan tan sólo 0,25 gramos aproximadamente y miden alrededor de 2,5 centímetros sin contar la cola.

Por su parte, los adultos por lo general tienen entre 5 a 10 cm de longitud, algunos alcanzan hasta los 14 cm, llegando a medir junto con la cola una longitud de más de 30 cm y una máxima de 70 cm, esto se debe a que la cola suele medir mucho más que el resto del cuerpo.

Para muchos su aspecto es un poco grotesco pero en realidad son una obra de arte exclusiva de la naturaleza. Cada especie tiene un color, patrón o textura diferentes que las hacen únicas. No hay dos tipos de lagartijas iguales, y es que existen más de 3 mil especies diferentes de lagartijas.

Y aunque puede parecer que todas son iguales, lo que hace la diferencia es el largo y el tipo o textura de la piel. La mayoría de las lagartijas tienen la capacidad de regenerar su cola cuando son atacadas, este es un mecanismo de supervivencia.

Y es que esta es su forma de defenderse ante cualquier situación que les produzca miedo. Son los únicos reptiles pequeños con esta habilidad. Sin lugar a dudas, son unos animales excepcionales que merecen mucha más atención y protección que las que reciben en la actualidad.

Esto ha hecho que muchos expertos consideren a las lagartijas como la mascota ideal. Y es que estas no requieren de muchos cuidados y ayudan con el ambiente. Ya son varias las familias que tiene una de mascota.

Eso sí, lo reiteramos nuevamente, es de vital importancia suministrarle alimento fresco a las lagartijas, es decir, que se encuentre vivo, de lo contrario el animal no comerá nada y podría afectar seriamente su salud, esto puede representar un obstáculo para muchos.

Y es que debido a que no existen alimentos especiales para lagartijas, los que tengan uno de estos reptiles a su cuidado tendrán que cazar por sí mismos el alimento que le darán a su mascota, es decir, deberán capturar con vida a grillos, gusanos, polillas, hormigas y cualquier otro insecto.