Saltar al contenido
queCome.net

¿Qué comen los animales ovovivíparos?

¿Qué comen los animales ovovivíparos?
4.4 (88%) 5 votos

Los animales ovovivíparos son una de las clases de animales más peculiares, estos poseen un método de reproducción único, el cual representa una prueba de la evolución de las especies animales. Estos animales son comunes en la naturaleza y quizás los hemos visto pero no hemos tenido conocimiento de que presentan estos rasgos tan curiosos al momento de realizar la reproducción de su especie. Incluso se conoce que los animales ovovivíparos no solo son los mamíferos sino que pueden también existir en los reptiles.

¿Qué son los animales ovovivíparos?

Los animales ovovivíparos son animales especiales que cuentan con una reproducción diferente, esta poseen características de los animales vivíparos y de los animales ovíparos. Los animales vivíparos son aquellos animales que nacen con vida en el interior de la madre; por su parte, los animales ovíparos son aquellos animales que nacen a partir de los huevos que coloca la madre.

Al juntar estas dos características obtenemos a los animales ovovivíparos, siendo estos los animales que se desarrollan en el interior de la hembra por medio de un huevo y que, al momento del nacimiento, se presentan como un ejemplar vivo. Podemos encontrar una gran variedad de ejemplares de este tipo de animales en la naturaleza, ciertas especies de peces son animales ovovivíparos, así como también lo son algunos reptiles y una variedad muy limitada de invertebrados.

La investigación realizada por diversos científicos apunta que este tipo de reproducción se debe a un proceso complejo de evolución, el cual podría haberse llevado a cabo por la intermediación de varios factores externos como lo pueden la presencia de depredadores naturales, el clima que posee el ecosistema del animal, entre otros.

Características reproductivas de los animales ovovivíparos

El modo en que se produce la fecundación en los animales ovovivíparos es de forma interna, de la misma manera en que lo es el desarrollo embrionario; sin embargo, se produce la particularidad de que el desarrollo del embrión se da en el interior del huevo, el cual se mantiene resguardado en el interior de la madre.

Podemos observar diferencias en cuanto al proceso de alimentación que reciben los animales ovovivíparos en comparación a los animales vivíparos; el embrión de estos últimos son capaces de recibir alimentos de diferentes formas, como a través de la placenta o por medio del cordón umbilical. Sin embargo, en los animales ovovivíparos, el embrión lleva a cabo su alimentación de una forma directa, absorbiendo los nutrientes que el mismo huevo puede ofrecerle; la interacción del embrión con la madre solamente conlleva a un intercambio de gases y fluidos.

La reproducción de estos animales puede ser llevada a cabo por “grados”; En diferentes casos, los huevos de algunos animales ovovivíparos realizan la eclosión en el interior de la hembra, para luego llegar a nacer como un organismo completamente vivo y funcional. Otros animales realizan primero un desove de los huevos, los cuales eclosionaran fuera de la hembra para estar bajo el cuidado de su madre, con quien tendrán que mantenerse junto a un periodo de tiempo bastante largo hasta completar su desarrollo.

Los animales con una reproducción ovovivípara pueden obtener diferentes beneficios mediante este tipo de reproducción; uno de los más esenciales es la reducción del tiempo de incubación, algo importante ya que a la hembra no le beneficia estar demasiado tiempo en ese estado. Otro beneficio es la seguridad de los embriones, los cuales, al estar dentro del vientre de la madre, obtienen una mayor protección ante los diversos depredadores naturales que pueden estar acechando.

Por este motivo, es normal poder observar a diferentes especies de animales ovovivíparos en variadas regiones del planeta, donde principalmente pueda ser encontrado un clima fresco; suelen ser encontrados normalmente en las zonas templadas del planeta y en las zonas donde el frío no alcanza temperaturas extremas.

Ejemplos de animales ovovivíparos

En la naturaleza podemos encontrar muchos de estos animales, siendo algunos de los más destacados el tiburón. Luego de realizar el apareamiento, los huevos del tiburón se desarrollan y realizan la eclosión dentro del vientre de la madre; luego de nacer, las crías de tiburones obtienen una alimentación inmediata por medio de las yemas de los huevos además de ciertos fluidos corporales de la madre.

Las crías de estos animales nacen con una funcionalidad completa, algo de suma importancia en las condiciones que representa su ambiente de supervivencia. Incluso, se han llegado a registrar casos donde hembras de tiburones mantenidas en cautiverio sin contacto con un ejemplar macho, han llegado a desarrollar una reproducción asexuada.

Otro ejemplo de estos animales es la boa constrictora o la anaconda, ambas especies de serpientes llevan a cabo el proceso reproductivo mediante el desarrollo de los huevos en el interior de la serpiente, los cuales luego de culminar el periodo de desarrollo, serán expulsados por la madre para luego empezar a eclosionar en el ambiente natural, dando origen a un ejemplar completamente funcional, con capacidades de adaptarse al mundo exterior.

Curiosidades de los animales ovovivíparos

Los pequeños caballitos de mar son unos animales increíbles, son de los pocos ejemplares donde los machos son aquellos que tienen que velar por el crecimiento de los futuros bebes. La hembra pasa los óvulos fecundados hacia el macho y eventualmente al nacer simplemente los expulsa siendo muchos los que salen al mismo tiempo.

Los ornitorrincos son controversiales al momento de etiquetarlos como ovoviviparos o no debido a que la hembra coloca los huevos y al cabo de unas dos semanas o menos las crías salen y se alimentan de ella. Hasta son unos de los pocos animales mamíferos que son venenosos por un espolón que tienen en sus tobillos para defenderse de los enemigos.

El lución es un reptil el cual no posee patas, casi puede confundirse con una serpiente porque se moviliza de la misma forma que ellas pero no tiene la costumbre de buscar el sol o una fuente de calor externa sino que prefiere sitios más oscuros y húmedos. Su alimentación radica en comer lombrices únicamente además de ser inofensivo.