El reino animal; ¿qué comen los animales y nuestras mascotas?

Durante el proceso de evolución, el hombre siempre se ha creído la raza dominante, dejando cada vez más de lado el reconocimiento y la preservación de las cientos de especies que componen el reino animal. No se trata de conocer a fondo las características de cada una de ellas, pero sí de considerar, por lo menos en rasgos generales, quiénes son esos otros seres vivos que nos rodean; aquellos que vemos sólo con ojos de depredador, aquellos que nos parecen muy lejanos y aquellos que ni sabemos que existen.

Cuando se habla de animales solemos pensar en un gato, un perro, una rana o una paloma como simplemente eso, “animales”; pero la realidad es que cada uno pertenece a una categoría, y a su vez son parte de subcategorías más amplias. En este particular, los animales serán clasificados a partir de: vertebrados; entre ellos: mamíferos, aves, peces, reptiles y anfibios. E invertebrados, a saber: todos aquellos que no tienen una columna vertebral. Asimismo, son catalogados desde su proceso de reproducción, en ovíparos, vivíparos y ovovivíparos.

Los ovíparos, conocidos así por su forma de reproducción, son aquellos que nacen de un huevo, como las gallinas, el avestruz, los patos, las ranas, los cocodrilos, entre otros. Por su parte, los vivíparos cuentan entre sus filas al conejo, el delfín, el elefante, la vaca, el ratón y afines. Estos son lo que se reproducen de manera más similar a la nuestra, pues el proceso de gestación se da dentro del vientre de la hembra. Ahora bien, los ovovivíparos están más cercanos a los vivíparos, ya que el desarrollo se da dentro del huevo; algunos de ellos son la anaconda, el tiburón, la mantarraya, el hipocampo, y demás.

Desde otra perspectiva mucho más común y conocida, los animales se clasifican a partir de lo que comen; por lo tanto, se dividen en herbívoros, carnívoros y omnívoros.

Tipos de animales

Herbívoros

herbivoros

A los herbívoros se les conoce por ser animales que se alimentan principalmente de plantas y vegetales; sin embargo, cabe destacar que, algunos dentro de esta categoría también consumen proteína animal. Los herbívoros pueden subclasificarse en frugívoros que, sólo comen frutas; y los folívoros que, comen sólo hojas. Son considerados consumidores primarios o terciarios en la cadena trófica, dependiendo de si la clasificación incluye al mundo inorgánico o no. A pesar de seguir una dieta relativamente regular, los animales herbívoros no son como los humanos vegetarianos, quienes exclusivamente comen productos vegetales, sino que en caso de necesitarlo comerán productos animales, como los huevos. Un dato curioso es que, los cambios climáticos influyen de manera importante en la variación de la dieta de estos animales.

Algunos animales herbívoros son el conejo, que se alimenta de hierbas y vegetales; el caballo, que se alimenta de pasto, heno y forraje; el coala, que come hojas de eucalipto y de otros árboles; la cebra, ciervo, elefante, jirafa, oso panda, tortuga de tierra y la vaca. La mayoría, si no es que todos estos animales, tienen una dieta basada en hierba, pasto, forraje y hojas. El caso del panda es muy particular porque, a pesar de ser un oso, no come carne; su alimentación es bastante peculiar, pues solo le gusta comer hojas y tallos de bambú. Debido a que es una especie en peligro de extinción, cuando se encuentra en cautiverio le es provisto otro tipo de vegetales, que son preparados con vitaminas y minerales que necesita para desarrollarse y subsistir.

Existen algunos herbívoros que son granívoros; esto quiere decir que se alimentan principalmente de semillas y nueces, tales como la semilla de girasol, el maíz, el alpiste, y similares. Entre estos se encuentran los loros, periquitos y algunas aves más grandes, como la guacamaya.

Carnívoros

Son los animales más conocidos y, como su nombre lo dice, son aquellos que comen carne. Su dieta se sustenta en el consumo de la carne de otros animales, ya sea por medio de la caza, como los depredadores, o por medio de la espera, como los carroñeros. En el grupo de los carnívoros puede haber mamíferos, reptiles o peces y, en el caso de su alimentación, no necesariamente son estrictos en lo que a comer carne refiere. Esto quiere decir que, aunque su dieta principal esté basada en productos cárnicos, también pueden consumir vegetales; en especial los peces. La lista de animales carnívoros es bastante extensa, por mencionar algunos: león, lobo, ballena, mantis religiosa, boa, mapache, búho, murciélago, caimán, orca, calamar, oso pardo, ciervo, oso polar, cobra, pantera, cocodrilo, pelícano, coyote, perro, delfín, pingüino, y más.

animales carnivoros

Como ya se sabe, los animales carnívoros suele ser depredadores y su alimento depende de lo que logren cazar. Por ejemplo, los felinos, como los leones, pumas y tigres, comen todo lo que puedan atrapar, principalmente antílopes y todos los animales herbívoros que estén a su alcance, como cebras, gacelas, venados, búfalos, entre otros. Los tiburones comen peces, focas, pulpos, ballenas, y demás animales del lecho marino. Estos carnívoros se ubican en el quinto nivel de la cadena trófica.

Algunos de los carnívoros son conocidos como carnívoros estrictos, lo que quiere decir que son menos flexibles que otros y comen exclusivamente carne. Esto puede ser un problema en temporada de invierno, pues en caso de no conseguir carne para cazar, morirán antes de la siguiente estación.

Por su parte, en el grupo de las aves carnívoras se insertan los carroñeros; estos se alimentan de los restos de carne en descomposición de la cacería de otros animales o de la muerte natural de alguno. Algunos de los más conocidos son los buitres, los cuervos y ciertos tipos de águilas, como el águila real. Igualmente, entre los carroñeros se encuentran los insectos, como las moscas infladas, los escarabajos, y otros animales más grandes como la hiena; los cuales suelen aparecer cuando la carne comienza a descomponerse. Se ubican en el sexto nivel de la cadena trófica.

Omnívoros

Son los que menos problemas tienen a la hora de buscar alimento debido a que, su clasificación indica que comen todo tipo de alimentos; por lo tanto, comen productos animales y vegetales sin discriminación. Esta amplitud gastronómica les permite preservar la especie, ya que siempre habrá comida disponible que sus organismos puedan procesar. Algunos omnívoros son el cerdo, el oso, el avestruz, el chimpancé, la gallina, el roedor, la tortuga marina, y afines. Los seres humanos entramos dentro de esta clasificación, por comer tanto carne como vegetales. La mayoría de los omnívoros son animales de oportunidad; es decir, no planean una cacería sino que comen lo que esté a su alcance en cualquier momento.

cerdo

Ser omnívoro también tiene sus desventajas, como el problema del filo de los dientes; algunos animales no tienen los dientes lo suficientemente afilados para desgarrar la carne que quieren comer. Asimismo, están aquellos que no pueden comer las mismas cantidades de hierbas que un herbívoro, porque no tienen el desarrollo estomacal de aquellos, provista por su tendencia a comer hierbas.

Cuando se encuentran en cautiverio es mucho más fácil para los cuidadores atender a los animales omnívoros, porque no tendrán problemas con aportarles lo que sí pueden comer; sobre todo si se trata de una mascota y no un centro especializado. Se ubican en el cuarto nivel de la cadena trófica.

Alimentación y cautiverio de los animales

Los animales, sin importar a qué clase pertenezcan, cambiarán sus hábitos alimenticios con el pasar de las estaciones climáticas y el cambio en la temperatura. Aquellos que son de sangre caliente y que están acostumbrados a cazar en época más templadas, tendrán más dificultades para comer durante el invierno. En este caso suelen recolectar la comida que van a necesitar para pasar el invierno. Tal como el caso de los herbívoros, quienes no salen de cacería preventiva sino que recolectarán aquellas plantas, hojas y vegetales que puedan serviles más adelante. Las hormigas y los conejos son conocidos por hacer esto, pues no es sencillo comer hierbas y hojas cuando están congeladas.

animales enjaulados

Los hábitos alimenticios también van a cambiar cuando los animales están en cautiverio; especialmente cuando son mascotas y no están siendo atendidos por cuidadores especializados. Por ejemplo, las águilas, los lobos, los leones y los pumas son animales que acostumbran comer, en libertad, cuando la oportunidad de cacería es propicia y pueden atrapar su presa. No obstante, cuando están en zoológicos o parques de cuidado animal comen con un horario específico que sus cuidadores dispongan. El aspecto positivo de esto es que en invierno no tienen que sufrir los embates climáticos para conseguir todo aquello que requieran para su propicia alimentación, ya que es provisto por dicha institución.

En el caso de los animales que son mascotas o están en cautiverio ilegal, es importante que quien sea la persona que los tenga a su cuidado, sepa aunque sea lo mínimo sobre su alimentación para evitar causarles enfermedades gastrointestinales o la muerte. Esto se verá mucho en el caso de animales domésticos como los perros y los gatos. Sus cuidadores creen que pueden comer y digerir todo lo que se les provea –sobre todo los perros– y esto no es así. Ciertamente, a veces vemos a los perros de la calle comiendo de la basura; cuya comida en descomposición sí les hace daño –no al punto de matarlos, pero afecta su sistema gástrico–. Asimismo, la comida no cocida, el chocolate y los huesos de otros animales deben evitarse, pues maltratan sus estómagos y les producen mala digestión. En los casos más graves, un hueso partido podría perforarles el intestino.

Es importante recordar que los animales carroñeros tienen una disposición gástrica para poder procesar este tipo de alimentos; la acidez que tienen sus estómagos mata las bacterias producto de la descomposición, y les permite comer sin contratiempos.

animales buitre

Dieta balanceada

Quizás suene un poco risible pensar en “raciones” y “dietas balanceadas” cuando se habla de los animales, pero al igual que nosotros ellos tienen un sistema digestivo que también se ve comprometido cuando la alimentación no es la adecuada. Cuando están en su hábitat los animales saben qué y cuánto deben comer; esto se lo deben a sus instintos. No obstante, cuando están en cautiverio la realidad es otra, por lo que los cuidadores deben ajustar las combinaciones y proporciones de las comidas. Así, se puede determinar una combinación óptima que les ofrezca todo lo que necesitan, y que vendrá a variar con cada especie. Por ejemplo, los herbívoros como los caballos deben tener incluido en su dieta un consumo balanceado de hierbas o pastos y mucha agua; esta última es la más importante. No importa qué tantas vitaminas se le dé al caballo, si no tiene suficiente agua morirá.

La preservación de un imperio

Lo que compete a la alimentación del reino animal es tan sólo una parte de lo que el estudio sobre estas especies puede brindar. Para los investigadores y los amantes de la fauna del mundo, cada una de ellas tiene algo que contar sobre sus costumbres. No se puede creer que, por el hecho de ser animales salvajes no tienen un “código” propio sobre el cuál actuar; un claro ejemplo podría ser la manera de cazar: mientras que los leones cazan en solitario, los lobos cazan en manadas.

Desafortunadamente, muchas de estas especies son víctimas de la presencia del hombre en sus espacios naturales y se han visto afectadas hasta el punto de la extinción. Debido a la deforestación, a la cacería indiscriminada y a la contaminación ambiental, el hábitat de los animales se ha visto conmovida hasta las propias bases de su convivencia, lo que, como es de esperarse, afecta su fuente de alimentación. La gran mayoría se han visto obligados a migrar a otros espacios, que no son los propios, para poder sobrevivir. En estos casos también se modifica el tipo de alimentación, pues dependerán de lo que este nuevo lugar les pueda proveer. Como se ha apuntado antes, los animales omnívoros son los únicos a los que esta situación no les representa ningún problema.

El mundo de los animales es verdaderamente fascinante, y a pesar de que a veces no los vemos más que como una fuente de alimento o servicio, todas las especies que están sobre la tierra tienen algo valioso en su propio estilo; ya sea la audacia, la inteligencia, la lealtad, el valor o la fuerza, cada una es un ser que debe ser respetado.

 

¿Qué come cada especie animal?

 

 

 

 

 

0/5 (0 Opiniones)

Valora este artículo

Si hemos dado respuesta a tu pregunta de El reino animal; ¿qué comen los animales y nuestras mascotas?, espero que dejes tu voto sobre la calidad de este contenido.

↓ Comparte este artículo ↓

  • Botón compartir en Facebook
  • Botón compartir en Twitter
  • Botón compartir en Google+
  • Botón compartir en WhatsApp

↓ Comenta este artículo ↓

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar